Padre Guariqueño: Hace falta más que promesas para una navidad feliz

El siguiente es un trabajo realizado para Radio Fe y Alegría Noticias, que decidí también compartir en este espacio.

Luis Celis es un joven guariqueño radicado en San Juan de los Morros, capital del estado Guárico. Tiene dos hijos, una recién nacida y uno de 7 años, al que hubo que comprarle el regalo del niño Jesús porque los prometidos por el gobierno nacional no llegaron a tiempo.

Para él, hace falta más que la promesa de un político para unas navidades felices. “Mira, el juguete prometido por el gobierno nacional y, en este caso regional, hasta el momento de la entrevista este 24 de diciembre, yo no lo he recibido. Tuve que comprarlo de mi bolsillo”, expresó antes de afirmar que, a su juicio, lo ideal no es que el gobierno prometa vender juguetes baratos, sino que garantice la estabilidad económica ideal para que cualquiera pueda comprarlo con el dinero de su trabajo.

Sin embargo, en su caso no fue posible, pues incluso como trabajador profesionalizado, su salario no alcanzó para eso y tuvo que vender algunos bienes para adquirir el regalo: “tuve que salir de unos repuestos de mi laptop y mi teléfono para pagar los 35 mil bolívares que costó el regalo, gracias a Dios tengo un niño que no es exigente”, su rostro dejó escapar una expresión de decepción que intentó disimular muy bien, “no quería venderlos, pero tenía que mantener la ilusión del muchacho”, aseveró.

Así pasó con el pernil

“Lo mismo con el pernil”, continuó diciendo, refiriéndose al pernil ofrecido por el gobierno nacional. Promesa que, en su opinión, volvieron a romper. Cuando se le consultó sobre el mensaje publicado por la cuenta oficial de la Coordinación de los CLAP de Guárico en facebook, en el que aseguraban haber vendido un pernil completo a cada familia de cierto sector sanjuanero, opinó que ese no había sido el caso de ninguno de sus conocidos.

“Ahí hay que tener cierto balance, no sé si fue culpa del gobierno nacional, del regional o de algún particular, pero a nadie que yo conozca le vendieron un pernil completo, ni a nosotros ni a ninguno de mis amigos o familiares”.

Y es que el equipo de Radio Fe y Alegría Noticias ya había consultado a los habitantes de diferentes sectores de la ciudad sobre el polémico rubro cárnico y ninguno de los consultados en San José, Casco Central, La Morera, Cerro de Piedra, El Portal, El Guafal, Deportivo, entre otras, recibió una pieza completa.

“Otra vez –continuó diciendo-, no quiero que me lo prometa el gobierno, quiero poder salir a comprarlo cuando yo quiera, pero un kilo en una carnicería estaba en Bs. 2.800 la semana pasada”.

El joven trabajador comentó que en su casa no se hicieron hallacas, porque no contaban con el dinero necesario para cumplir con la tradición. “Lo mismo pasó con los estrenos”, afirmó entre risas mientras halaba con sus dedos las costuras rotas de su pantalón, “un pantalón de estos debe estar como en 80 mil bolívares”.

“Ni siquiera decoramos el apartamento, y eso que mi esposa es como la abuelita de Santa, pero no puede haber espíritu navideño cuando no se puede comprar nada, ni celebrar nada, no hay entusiasmo ni motivación”, lamentó dando un recorrido visual por su sala, donde se hizo la entrevista y en la cual, efectivamente, no había ni un solo adorno navideño. “Hace falta más que promesas para una navidad feliz, hace falta poder adquisitivo y seguridad económica y aquí, de eso, no hay”, concluyó.

También te podría gustar...

Deja un comentario